10 may. 2010

Gedeón en las Fiestas de San Isidro del 1910


GEDEÓN: -¡Ya he visto como os las gastáis en las fiestas populares! Este año 2010 el programa de festejos viene nutrido.
Pero sepa usted que visto como está el cielo en este domingo de Rastro, y sin querer traer malos augurios, le diré que en la romería de San Isidro de 1910 el tiempo fue desfavorable. Cosa esta muy complicada para el santo patrono de Madrid, pues al llegar las fechas de su onomástica se le presenta un gran dilema.

Por un lado los labradores le piden agua, y por otro lado los que hacen rosquillas le piden sol. Y es que tiene dos alternativas: o cambia su cumpleaños para Junio o pone un toldo impermeable en la pradera.
¡Nunca llueve a gusto de todos!
(Basado en un relato de Enrique López-Marín, Madrid Cómico, 28 de mayo de 1910).

Y así fue, las fiestas estuvieron pasadas por agua, aunque la mañana de romería se presentó soleada, a ruegos e imploraciones de los juerguistas. Ese fue el caso de Alfonso Pechuán y Luis Gómez, que acabaron en la Casa de Socorros de La Latina con contusiones y llenos de alcohol hasta arriba. A lo mejor le ofrecieron al Santo beberse todas las licorerías si hacía buen tiempo.

Día 13 de Mayo de 1910

¡Figúrese! Pasados por agua y encima sin la augusta visita de la Infanta Isabel, cuya asistencia era ya una tradición. Esta vez cogió el barco y se marchó a la Argentina para celebrar los cien años de independencia de aquella tierra.



Pero hubo otra clase de tormentas en el pasado siglo que no estaba en el Santo poner remedio. En 1837 se intentó suprimir la fiesta, trasladándola al domingo más inmediato pero, ¿quién podía privar al pueblo madrileño de comidas, diversión y de ir a comprar una campanilla ¹ y demás zarandajas que se venden en el monte de la ermita?
Pues la intención primera era la de enviar escuadrones de caballería para impedir acudir a las fiestas.
Afortunadamente todo quedó en esos discursos que hacen los diputados para pasar el rato en la Cámara.

¹ Campanillas de barro que entonces estaban de moda en las romerías y que luego fueron sustituidas por pitos de cristal adornados con flores.


- ¡Qué desgracia! Ha caido tanta agua, que se han mojado hasta las buenas intenciones. ¿Qué son ahora? ¡Papeles mojados!
-
Aquí tengo los recortes del periódico ‘La Época’ del 13 de Mayo y el de mi revista del 22 de Mayo. Lea usted y verá que fiestón:
Periódico La Época, 13 de Mayo de 1910

Revista Gedeón, 22 de Mayo de 1910

Si quiere le sigo contando, porque aquel año de 1910 fue de verbenas mayores que la de San Isidro.
Pero como nos toca zarzuela, lo dejamos para el jueves.
(Si te ha gustado este artículo puedes conocer más datos en Los Jueves de Gedeón: EL COMETA HALEY Y LOS AEROPLANOS)


PRADERA DE SAN ISIDRO -1910