10 abr. 2010

La Avenida de José Antonio

La Gran Vía madrileña fue bautizada con el nombre de José Antonio, en homenaje a D. José Antonio Primo de Rivera (24 de abril de 1903 - 20 de noviembre de 1936).

La España dividida y la actuación de los diferentes grupos políticos y sindicalistas tuvieron un desenlace fatal para este político; como lo tuvo también para el pueblo español en los acontecimientos futuros... la Guerra Civil.


La información publicada y por publicar en este blog se aleja de ideas políticas. Aquí se mezcla la monarquía, y sus variopintos gobiernos, con la República y la posterior historia española centralizada en Madrid. Por eso hoy hablamos del fundador de Falange Española como político y por haber llevado la Gran Vía su nombre durante muchas décadas.


24 de abril de 1939
Esta es la fecha en que, una vez finalizada la Guerra Civil y haciéndose victorioso el franquismo con su entrada en Madrid, la vía pasa a llamarse Avenida de José Antonio en homenaje al fundador de Falange Española. Mismo nombre recibirá la estación de Metro.

Como ocurriese en su momento con la de Conde de Peñalver, Pi y Margall, Eduardo Dato, etc., el pueblo madrileño la seguirá llamando Gran Vía.

La Gran Vía en tiempos de Franco 

La Gran Vía a finales de los años 30. En la postal puede verse el nombre de la vía. Destacan las farolas, utilizadas en este segundo tramo que, como en el primer tramo, acabarán por desaparecer.



La fotografía, del año 1940, muestra la comitiva de la llegada del embajador de Alemania en España.



Las fotografías inferiores corresponden a postales de finales de la década de los 50, con la típica intersección con la calle de Alcalá.





La Gran Vía irá adquiriendo fama internacional y por ella pasarán grandes figuras de la cultura y el cine. El bar Chicote será lugar de reunión de grandes personalidades, pero esa es otra historia que también forma parte de este recorrido.


Carlos Velasco y Peinado, precursor de la Gran Vía

.



6 abr. 2010

La Gran Vía y la Guerra Civil

Ya conocemos los nombres de la Gran Vía en sus diferentes tramos. La avenida B o de conde de Peñalver, la avenida del Boulevard o de Pi y Margall y la avenida A o de Eduardo Dato.

Durante la guerra civil, y hasta la entrada de las tropas franquistas, la Gran Vía tuvo diversos nombres; unos impuestos por el gobierno y otros nacidos de la ocurrencia popular.

Avenida de Rusia
Durante el comienzo de la Guerra Civil, los dos primeros tramos de la Gran Vía (Conde de Peñalver y Pi y Margall) serían conocidos como Avenida de Rusia.
Los periódicos del año 1937 dan cuenta de este hecho, que podemos apreciar en las imágenes inferiores.








En la imagen inferior el Café Kutz (Gran Vía, 16), en una fotografía tomada en 1937 para la revista 'Estampa', del 18 de septiembre de 1937.



Avenida de la Unión Soviética
A primera hora de la tarde del domingo 7 de noviembre de 1937 se decubrirá una lápida que da el nombre de Avenida de la Unión Soviética a la Gran Vía madrileña (Conde de Peñalver).
El acto conmemoraba el primer aniversario de la defensa de Madrid y homenaje al pueblo ruso por su apoyo.





La ocurrencia popular: 
"Avenida de los obuses".
Durante la guerra la Gran Vía fue bombardeada en muchas ocasiones, los obuses caían sin cesar, lo que le propició el mote de "Avenida de los obuses".

En las fotografías dos imágenes del estado de algunos edificios y comercios de la Gran Vía.




"Avenida del quince y medio".
El principal objetivo de las tropas franquistas será el tramo de la antigüa Avenida del Bulevard, donde se encuentra el edificio de Telefónica.
El edificio era utilizado por el ejército republicano como observatorio militar, y a sus plantas superiores apuntaban las tropas franquistas sus proyectiles, de ahí la referencia "del quince y medio".



Afortunadamente la Gran Vía quedó casi intacta a pesar de los grandes ataques recibidos.


La Gran Vía y la Guerra Civil en imágenes


.

La Avenida de José Antonio

.