28 mar. 2010

Los Alcaldes del Segundo tramo de la Gran Vía (1923-1927)

Alberto Alcocer y Ribacoba (1923–1924)



Alberto Alcocer llega a la alcaldía casi sin creérselo. Él mismo lo dice en un artículo aparecido en periódico 'El Sol' del 2 de octubre de 1923: "... fue saludado el Sr. Alcocer por los periodistas, a quienes manifestó que el nombramiento le había sorprendido porque él había frecuentado poco el Ayuntamiento y apenas conocía a los demás vocales asociados." 


Nacido en Orduña (Vizcaya), fue alcalde de Madrid también de 1939 a 1946. Doctor en Derecho, fue distinguido con la Medalla de Oro de Madrid en 1946.

En 1949 fue nombrado Secretario General del Banco de España. Falleció en Madrid el 30 de mayo de 1957.

Su hijo Luis Alcocer Moreno-Abella, piloto de cazas de la 1º Escuadrilla Azul y piloto veterano con cinco derribos en la Guerra Civil Española, murió a los 21 años en accidente de vuelo en el Frente Ruso el 3 de octubre de 1941 durante el aterrizaje al regreso de su segunda misión de combate tras un duro enfrentamiento con cazas rusos.

Es abuelo de "Los Albertos" los empresarios Alberto Alcocer y Alberto Cortina de Alcocer, ex maridos de las hermanas Esther y Alicia Koplowitz y de Alfonso Cortina de Alcocer, ex presidente de Repsol.



Fernando Suárez de Tangil y Angulo, 
Conde de Vallellano (1924–1925)

Fernando Suárez de Tangil y Angulo (Madrid, 3 de agosto de 1886 - id., 6 de septiembre de 1964), conde consorte de Vallellano, por su matrimonio con María de la Concepción Guzmán y O'Farrill, condesa de Vallellano.

Entró en política tras el asesinato de Eduardo Dato, de la mano del maurismo. En 1920 fue elegido diputado por Madrid.

Durante la dictadura de Primo de Rivera fue designado alcalde de Madrid, cargo que ocupó entre el 13 de septiembre de 1924 y el 11 de abril de 1927.

Durante la dictadura mostró su apoyo a la figura del rey Alfonso XIII, del cual era amigo personal. Encabezó la candidatura monárquica en Madrid en las trascendentes elecciones municipales de abril de 1931, en la que, aunque obtuvo acta de concejal, vio como su candidatura era rotundamente derrotada por los republicano-socialistas.

Cuando se proclamó la Segunda República se unió a Acción Nacional, partido del que se separó en 1933 para crear, junto a Antonio Goicoechea Renovación Española, del que fue vicepresidente, Goicoechea en la presidencia.

Como figura prominente de los alfonsinos propugnó el entendimiento con los tradicionalistas, redactando el manifiesto de Alfonso XIII del 23 de enero de 1932 y significándose en las agitación política en conjunción con los tradicionalistas, por lo que fue encarcelado tres meses a comienzos de 1932.

Resultó elegido diputado en las elecciones de 1933 y 1936 por Palencia. En la legislatura 1933-1936 fue vicepresidente de las Cortes y en la de 1936 fue suplente de José Calvo Sotelo en la Comisión Permanente de las Cortes.
Tras su asesinato, fue Vallellano el portavoz de los monárquicos en la sesión de la Comisión Permanente de 15 de julio de 1936, poco antes del inicio de la Guerra Civil, en la que protestó formalmente por el asesinato de Calvo Sotelo y anunció la retirada de su partido de las Cortes. Al corriente de la inminencia de la sublevación, Vallellano se trasladó a Portugal.

Durante la Guerra Civil, Vallellano dirigió la Cruz Roja franquista, por nombramiento del general Franco, puesto que ocupó hasta 1940.

Durante la dictadura franquista fue nombrado consejero permanente de Estado (en enero de 1945), ministro de Obras Públicas (1951-1957) así como presidente del Consejo de Estado (1958).
Fue procurador en Cortes desde 1949 hasta su muerte.


José del Prado Palacio, 
marqués del Rincón de San Ildefonso (1925–1926)


José del Prado Palacio (Jaén, 4 de enero de 1865 - † Espeluy, 14 de febrero de 1926).
Ingeniero y político español, fue ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes durante el reinado de Alfonso XIII y Alcalde de Madrid.

Miembro del Partido Conservador, fue elegido diputado por Jaén en las elecciones de 1899 a 1910 y por Lugo en las de 1914 aunque renuciaría al escaño en 1915 al ser nombrado senador vitalicio.

Fue ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes entre el 20 de julio y el 12 de diciembre de 1919 en el gobierno que presidió el Sánchez de Toca. Fue alcalde de Madrid en dos ocasiones, en 1915 y en 1925.

En 1920, Alfonso XIII le otorgó el título de Marqués del Rincón de San Ildefonso.


Emilio Antón Hernández (1926–1927)

Fue primer teniente de alcalde durante el mandato del conde de Vallellano, delegado de Fomento y alcalde interino en 1926.

En 1927 será alcalde-presidente a causa de la dimisión del conde de Vallellanos.

En junio de 1927 es nombrado arquitecto jefe de la Cámara Oficial de la Propiedad Urbana de Madrid.

En septiembre del mismo año, Emilio Antón, solicita autorización a la Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades para que se realicen excavaciones y exploraciones en el yacimiento prehistórico situado en Villaverde. (ver noticia)



Manuel Semprún y Pombo (1927–1927)

Hijo de don José María de Semprún y Álvarez, senador electo y vitalicio y vicecónsul de Portugal, y de doña Carmen Pombo Fernández de Bustamante, ésta bisnieta de Juan Pombo Conejo, primer marqués de Casa-Pombo; y nieta de Arturo Pombo de Villameriel, segundo marqués de Casa-Pombo, éste hijo del anterior. 

Don Manuel de Semprún estudió derecho en la Universidad Central y luego ejerció la abogacía en Valladolid, donde comenzó su carrera política en el Partido Liberal, siendo Alcalde de dicha ciudad (1906-1907), a la que representó como diputado a Cortes en varias legislaturas, senador electo del Reino por las provincias de Salamanca (Castilla y León) y Cádiz (Andalucía) entre los años 1916 a 1923, así como Gobernador de las citadas provincias y de Madrid. 

Manuel Semprún y Pombo llegará a la alcaldía en mayo de 1927 y será cesado en diciembre del mismo año a petición del conde de Mirasol, su teniente de alcalde.

Nombramiento (ver noticia)


Rafael Carlos Gordon Warhouse y Aristegui, 
conde de Mirasol (1927-1927)

Fue amigo personal del rey Alfonso XIII, quien pasó su luna de miel en sus posesiones en Escocia, y tuvo que huir de España al proclamarse la república en 1931. 
Retornó a Escocia donde murió al poco tiempo en penosas condiciones económicas. Allí está enterrado. 
Estuvo casado con María Casanova San Miguel, hija del marqués de Onteiro. 

Era teniente de alcalde y el 2 de octubre de 1927 es proclamado como alcalde, con 172 votos a favor  contra 1 de Manuel Semprún.

No hay comentarios: